Historia de los implantes dentales

El diciembre pasado falleció el padre de la implantología moderna, el Dr. Per-ingmar Branemark. Él fue protagonista en el origen de los implantes tal y como hoy los conocemos, lo que merece al menos una breve mención a la historia de los implantes dentales.

La aparición de estas prótesis odontológicas supuso una revolución en este campo porque permiten la sustitución artificial de los dientes perdidos o extraídos, algo que el hombre ha perseguido a lo largo de la historia. De hecho, hallazgos arqueológicos han demostrado que civilizaciones antiguas como los mayas o los etruscos llevaron a cabo rudimentarias prácticas de implantología dental.

Sin embargo, la historia de los implantes dentales sitúa su origen en mediados del siglo XX. Concretamente fue en 1965 cuando el doctor Branemark, un cirujano ortopédico sueco, descubrió de manera fortuita la técnica de la osteointegración, esto es, la unión del implante al hueso vivo mediante tornillos de titanio que permiten la integración estructural y funcional. Estos implantes modernos de titanio (resistentes y biocompatibles) son hoy en día un producto sanitario fundamental en odontología.

En el siguiente vídeo podemos ver al doctor Branemark, ganador del premio European Inventor Award en el año 2011 por su hallazgo pionero de la osteointegración, que representa el punto de partida de la historia de los implantes dentales actuales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>