El cloro y los dientes

¿Cómo afecta el cloro de las piscinas a tu salud dental? Todos sabemos que, como elemento químico, el cloro tiene un efecto en el agua evitando que las bacterias se hospeden en ella, así como en nuestra piel que necesita más hidratación después de haber estado expuesta al cloro en una piscina.

De igual manera, las variaciones del pH que provoca el cloro tienen un efecto en la boca. En primer lugar, la saliva se somete a una acidez elevada y sus proteínas se descomponen de manera acelerada. Tras esta descomposición se forman depósitos orgánicos en los dientes que se traducen en manchas de sarro de color amarillento o marrón. Por ello, el sarro aparece en los dientes de los nadadores con mayor velocidad que en el resto de pacientes.

La cantidad de cloro utilizada también puede ser perjudicial para el esmalte de nuestros dientes, el elemento que los protege ante los ataques externos, y a ello puede deberse el oscurecimiento de la dentadura.

Queremos tranquilizar recordando que los efectos más acentuados aparecen cuando se pasan más de seis horas semanales sometidos al cloro de la piscina. En esos casos, la aparición de sarro puede retrasarse utilizando una higiene dental adecuada y, una vez aparecido, puede eliminarse de manera habitual en la consulta de un especialista.

Visítanos en nuestras clínicas de Alicante o Cartagena, encontrarás a los mejores especialistas comprometidos con tu salud. Puedes concertar una cita en los teléfonos 965 131 520 (Alicante) y 968 531 338 (Cartagena).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>